Home

Diario YA


 

Qué aporta un software punto de ventas en comparación a una caja registradora

Hasta hace no tanto las cajas registradoras eran la única herramienta de la que disponían los comerciantes para poder llevar a cabo una gestión eficiente de sus operaciones diarias. Pero estas aparatosas máquinas se han quedado obsoletas para dejar paso a innovadores terminales de punto de venta, que ofrecen innumerables beneficios. Afortunadamente, hoy día ya es posible contar con un software de punto de venta gratis gracias a un smartphone o tableta. Estas son las ventajas que nos ofrece este tipo de software.

Ventajas de tener un software de punto de venta
La primera ventaja que se puede obtener con estos softwares frente a una caja registradora tradicional es, sin duda, la simplificación de todo el proceso de contabilidad.

Buscar antiguas operaciones que necesitas comprobar puede ser una tarea muy tediosa con una rudimentaria caja registradora. Sin embargo, con un software si necesitas localizar una venta de hace un mes de manera rápida puedes encontrar dicha información de manera inmediata.

También destaca la enorme ventaja que nos ofrecen a nivel de inventario. Quedarse sin stock es algo del pasado. El software asociado a tu TPV te permite recibir notificaciones cuando te quedas sin stock. Esto aparte de facilitar tu gestión, evita generar malas experiencias para los clientes que de otra manera podrían acudir a la tienda solo para ver que en ese momento no tienes el producto que buscan. Con un software de punto de venta, sabrás en tiempo real cuándo te estás quedando sin stock.

El nivel de detalle frente a una caja registradora es también un punto muy interesante. Permite que se refleje en el recibo mucha más información del artículo en cuestión que en uno de los tradicionales tickets que se imprimían desde una caja registradora.  

Con las cajas registradoras, las averías dan un poco de miedo, pues es normal que los costes de reparación sean elevados. Además, el tiempo de reparación deja al empresario sin instrumentos para registrar las compras que siguen produciéndose. El mantenimiento del software, gracias a las actualizaciones, es algo que se ha vuelto infinitamente más sencillo y económico.

Además, a día de hoy, la mayoría de las personas están habituados a utilizar pantallas y ordenadores continuamente, de modo que familiarizarse con un software de este tipo es algo que apenas requiere formación, lo cual redunda de nuevo en ahorro de tiempo y, por tanto, de costes.

Aunque a primera vista pueda parecer intimidante, una vez que se tiene un smartphone y se sabe utilizarlo, disfrutar de las ventajas de un software de punto de venta es un paso natural.