Home

Diario YA


 

Cómo conseguir dinero rápido y sin estrés

Si tienes una pequeña empresa, seguramente más de una vez te has quedado sin liquidez para afrontar tus gastos y pasivos financieros. En esos momentos, acceder a préstamos inmediatos puede representar un trampolín que te permita saltar esos obstáculos, y así seguir adelante con tus sueños de un negocio próspero y pujante.
Este tipo de situaciones es más común cuando estás en la etapa inicial del negocio y aún no lo has formalizado ni estabilizado financieramente por no contar con esos respaldos y avales que, típicamente, piden los bancos antes de prestar el dinero.
Cualquier persona que haya emprendido un negocio, probablemente ha experimentado en carne propia la angustia y el estrés que genera la falta de liquidez, que incluso puede llegar a tener efectos en la salud del empresario.
Para evitar que el estrés te gane la partida, hay cosas que puedes hacer para mantener tu negocio sano y con suficiente liquidez.

Lo más importante para tener liquidez es...
¡Planificarse! Cuando se gestiona un negocio, es común que muchos compromisos de pagos tengan plazos mensuales. Por ello, es importante que planifiques tus gastos debidamente, proyectando previamente los desembolsos a realizar a lo largo del mes.
Al hacerlo, si ya sabes que no podrás contar con los recursos para afrontar los gastos del mes, es recomendable que optes por préstamos inmediatos como los que puedes ver en este enlace: https://money24.es/dinero-rapido-y-facil/.
Pero no solo es importante que planifiques tus gastos sino también tus ingresos, pues estos son la principal fuente de financiación de tu negocio a largo plazo.
Planificar tus ingresos requiere establecer un plan de ventas ambicioso y, al mismo tiempo, realista. Esto quiere decir: que sea posible llevarlo a cabo con los recursos a mano y sin sobrepasar tu capacidad mensual de producción. Recuerda que muchas veces la empresa está compuesta solamente por ti o con ayuda de pocos aliados.
Un buen plan de ingresos implica también ser atinado en la fijación del precio de venta de tus productos o servicios, en función de la capacidad de compra que tenga tu mercado potencial.
A corto plazo, el préstamo inmediato es la manera más rápida de obtener financiación para mantener tu negocio a flote. Por ello es importante que antes de pedirlo te tomes un tiempo para evaluar cuál es el más óptimo para ti.
Hay varias instituciones financieras que otorgan este tipo de préstamos, y algunas ofrecen más ventajas que otras. Estas ventajas se definen, básicamente, en términos de:
Montos más altos a prestar, en relación con tu capacidad de pago;

-Tiempos más cortos de aprobación;
-Tiempos de gracia más largos antes de comenzar los pagos
-Alta proporción de amortización del capital con cada pago;
-Mayores descuentos;
-Plazos más largos para pagar la totalidad del préstamo

Si estás arrancando un negocio, ten en cuenta este tipo de préstamos, ya que pueden llegar a sacarte los pies del barro en momentos de dificultad financiera. Por lo demás, planifícate y sal adelante para que tus sueños se hagan realidad. ¡Te deseamos el mayor de los éxitos!