Home

Diario YA


 

Blanco insiste en no recortar el gasto público

Redacción Madrid. 26 de Julio.

    El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, ha rechazado el recorte del gasto público propuesto por el PP como alternativa para superar el "empeoramiento brusco" de la economía, al tiempo que criticó la falta de novedad en la línea política actual que practica Mariano Rajoy en materia económica en comparación con la que llevaba a cabo en la anterior legislatura.

   "Ha sido necesaria una segunda derrota para que Mariano --Rajoy-- comience a hacer las cosas normales que se le exigen a cualquier responsable político", aseveró José Blanco en su discurso durante la apertura, en Santiago de Compostela, del XI Congreso del PSdeG. No obstante, reprobó que el principal partido de la oposición no apoye al Gobierno en materia económica después de la reunión que mantuvo su líder con José Luis Rodríguez Zapatero el pasado miércoles.

   Sobre ese encuentro, el número dos del PSOE ironizó con que "Mariano estuvo en La Moncloa" y "Rajoy se quedó en la calle Génova, esperando", aunque aseguró que no se notó ninguna diferencia al hablar de economía porque "Mariano es tan de derechas como Rajoy". Así, criticó una vez más que el dirigente popular mantenga como "única receta" para superar las dificultades económicas el "recorte del gasto público para los que menos tienen y la rebaja de impuestos para los que más tienen".

   Sin embargo, Blanco rechazó de plano esta alternativa porque "la austeridad sin solidaridad no sólo es injusta; es además, ineficaz" y España no puede "perder en ningún caso el impulso modernizador". Así, aseguró que, pese a la coyuntura económica --de la que dijo que le da "igual" designarla como "empeoramiento, crisis, desaceleración o simplemente dificultades importantes"--, el Ejecutivo mantendrá el nivel de gasto público para no paralizar áreas como la investigación o las infraestructuras, capítulo en el cual mencionó expresamente el AVE a Galicia.

   SIN CONFLICTO LINGÜÍSTICO

   Para José Blanco, al PP "le sucede como aquellos que necesitan mucha carrerilla para dar un salto muy pequeño", de forma que, "para girar al centro, primero necesitan irse a la extrema derecha". "Pero eso nunca llega, nunca lo encuentran", diagnosticó. Así, censuró que se intente "crear un conflicto lingüístico en España", pese a que ese problema "nunca lo ha habido".

   El número dos del PSOE, que hizo su discurso intercalando el castellano y el gallego, reprobó "la capacidad de algunos sectores de la derecha española para dividir a unos ciudadanos frente a otros" y denunció que el PP de Galicia sea "cómplice" de esta "agresión". "No me sorprende por Rajoy, que no es gallego ni es nada", agregó para advertir que "no podrán contar" con el PSOE para hacer de las lenguas "fuente de recelos y conflictos".

   Asimismo, le reprochó también al PP que la comunidad gallega no haya podido reformar su Estatuto de Autonomía por haber "supeditado el interés de Galicia a las exigencias de la estrategia de crispación dirigida por Rajoy". "Esta será una de las cuestiones que tendrán que resolver los gallegos cuando sean llamados de nuevo a las urnas", resolvió.

   ELOGIOS

   José Blanco dedicó buena parte de su discurso a elogiar la trayectoria del PSdeG hasta llegar a la Xunta y situarse "ya en la locomotora del PSOE", de forma que el XI Congreso se celebra, subrayó, "en las mejores condiciones políticas que jamás tuvieron los socialistas". En numerosas ocasiones durante su intervención, el político lucense se dirigió al secretario general del PSdeG, Emilio Pérez Touriño, de quien elogió su "liderazgo".

   Además de subrayar que el bipartito "ha cumplido el programa del cambio", también reivindicó que se han llevado a cabo los compromisos del Gobierno de España con esta tierra, "aunque algunos no lo quieran reconocer", aseveró. Asimismo, situó a la comunidad gallega "en la locomotora de la España del cambio". "Sería imperdonable que por nuestros errores, o simplemente por autocomplacencia, diéramos un paso atrás", advirtió para responder que "eso no va a ocurrir".

   Más de un millar de militantes y simpatizantes del PSdeG participan en el XI Congreso del partido, para el cual se habían acreditado al inicio de la ceremonia de apertura, 452 delegados. El cónclave cuenta con la asistencia de dos ministros, Elena Espinosa y César Antonio Molina, como militantes socialistas y otros miembros de diversos sectores sociales y económicos como el presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia, Antonio Fontenla; o la presidenta de la asociación de lucha contra el narcotráfico Érguete, Carmen Avendaño.

Etiquetas:blancocrisisPSOE