Home

Diario YA


 

5 trucos para ahorrar

Conocer las diferentes financieras que pueden favorecer un poco nuestro bolsillo cuando surgen gastos extra es casi una obligación. A nadie se le escapa que, para la mayoría de los particulares, el ahorro es una herramienta mucho más recomendable que pedir financiación. Por eso, a continuación, te contamos 5 trucos que los analistas de préstamos online de Compinero.com han compartido con nosotros:

1. Haz un presupuesto mensual de gastos fijos
La única manera de organizar tus finanzas es partir del punto de saber cuánto y en qué estás gastando dinero mensualmente. Nos ayudará a responder a preguntas como si es necesario lo que estamos gastando. Para diferenciar lo que sí de lo que no, una excelente idea es hacer una lista de los gastos fijos que no puedas dejar de pagar como: arriendo, servicios básicos como electricidad, agua y gas; telefonía, internet, alimentación.
Los expertos recomiendan visibilizar en qué se está yendo nuestro dinero de forma física en un papel. Solo así, lograremos saber realmente hasta qué punto es necesario hacer ajustes y en qué cosas podemos dejar de gastar.

2. Si comes mucho fuera, cocina más en casa
Una de las fugas de dinero más tienen habituales son las comidas fuera de casa. Sí, es tentador comer fuera, está bueno, es más cómodo y es divertido, pero muchas veces es innecesario.
¿Cuántas veces se te han puesto malas las verduras en la nevera? Pon límites mensuales para comer fuera y cocina más en casa. Probablemente, no solo tu bolsillo se vea beneficiado, sino también tu salud.

3. Estima un 10% de tus ingresos mensuales al ahorro
Un buen hábito financiero es destinar el 10% de tus ingresos mensuales al ahorro. Una vez destinamos el dinero al ahorro, deberíamos hacer como que no existe ese dinero. Para ello abrir una cuenta específicamente dedicada al ahorro puede ser una gran idea. Paso a paso verás que en un año has ahorrado una cantidad que tal vez creías casi imposible. Fijarse metas mensuales te ayudará a crear el hábito de ahorrar, por supuesto, puedes variar el porcentaje, 5%, 15%, 20%... lo que puedas separar como ahorro automático dará sus frutos a largo plazo.

4. Prefiere el efectivo
Otra recomendación que te permitirá cerrar el grifo es usar más efectivo que tarjetas. Te ayudará a tener una noción más real del dinero. Cuando usamos pagos electrónicos como las tarjetas de débito o crédito, solemos tener una idea más abstracta del dinero, esto hace que gastemos con más holgura, ¡evítalo teniendo lo justo en efectivo!

5. No sea impulsivo
Cuando veas un producto que deseas, piénsalo dos veces. Cuando estés de compras evalúa el precio del mismo producto en diferentes lugares. Comprar a la primera suele ser una mala idea, pues puedes encontrar descuentos escondidos a la vuelta de la esquina. No seas impulsivo y piénsalo dos veces antes de comprar eso que tanto deseas. La simple reflexión de dejar pasar 24 horas te hará preguntarte ¿es necesario?, ¿puedo comprarlo?, ¿es solo un impulso irracional por comprar? Suena exagerado pero funciona.
Adaptando estos hábitos a tu rutina financiera verás los cambios deseados mes a mes, solo hay que poner voluntad y algo de paciencia.