Home

Diario YA


 

M.A. Guijarro, hoy en DiarioYa.es: "Rafa Nadal, un ejemplo para todos"

Miguel Ángel Guijarro, columnista deportivo

Nadal, un ejemplo para todos

En estas fechas en el que los rumores de los fichajes están a la orden del día y en el que se nos acusa siempre a los periodistas deportivos de repetirnos hasta decir basta, quiero ser pesado pero con otro asunto que no debe quedar aparcado por muchos fichajes que hagan los equipos. Me refiero a lo que pudimos vivir el pasado domingo en el Wimbledom. Ya no solo el espectáculo deportivo, que ese está guardado en la retina de los que saben de tenis y de los que no sabemos tanto, si no a lo que vino después.
Si el deporte debe ser un ejemplo para las nuevas generaciones, no pasemos por alto la actitud de dos grandes campeones como Rafa Nadal y Roger Federer. Tanto en la pista como fuera de ella, los dos deportistas dieron un ejemplo de caballerosidad que debe ser ensalzada en una época en la que la falta de educación, la chabacanería, el mal estilo y las malas formas inundan por doquier cualquier espectáculo. Las centenarias tradiciones del Old England Club se vieron reforzadas por la humildad de dos Campeones que no dudaron en elogiar la actitud del contrario destacando su profesionalidad. Fue como una bocanada de aire puro escuchar a Rafa Nadal, emocionado y sin ser consciente en ese momento de su histórico triunfo , deshaciéndose en elogios de admiración a Federer.
Si Nadal es grande lo es precisamente gracias el suizo, su saber ganar y su saber perder debería hacer recapacitar a muchos deportistas y reconducir sus actitudes. Federer es y será para siempre de los más grandes de la historia, su tenis es imposible de contrarrestar excepto para nuestro Rafa. Nadie les tose y dentro de años recordaremos estas finales que nos tenían pegados al televisor emocionados ante los golpes imposibles de dos monstruos de la raqueta. Son leyenda y seguirán siendo porque son ganadores dentro de la pista y fuera de ella.
Que tomen nota directivos, futbolistas, periodistas y hasta nuestros políticos, desterremos las imágenes de cabezazos, agresiones, insultos, malos modos, gestos soeces que lo único que consiguen es que la sociedad cada vez se deshumanice más. Gracias desde aquí a Federer y a Nadal, por su ejemplo y por la lección que una vez más, y seguro que no será la última, dieron ante el mundo.
 

 

Etiquetas:guijarro