Home

Diario YA


 

consorcio internacional

Los hidrocarburos en el mar de Aral

El mar de Aral se queda sin agua

Ramón Pérez. El consorcio internacional entre el holding nacional uzbeko "Uzbekneftegaz", la empresa rusa "Lukoil" y la china CNPC planea realizar en 2017 la extracción adicional, organización y laboreo de la minería de los hidrocarburos en el mar de Aral. Actualmente los trabajos geológicos entran en su última etapa. Este año se planea excavar dos pozos evolutivos, basándose en los resultados séismicos y del sondeo.

En 2005 el consorcio internacional fundó el JC "Aral Sea Operating Company" como el operador de los trabajos geológicos. Hasta ahora las reservas de 16 millones de toneladas han sido confirmadas por el sondeo evolutivo del combustible condicional. Ulterior fomento intensivo de los terrenos petroleros va a llevar a la desecación artificial Del Mar de Aral con el empeoramiento de la situación ecológica en Priaralye.

En este contexto los ecólogos predicen los siguientes factores negativos:

primero, fosas superficiales Del Mar de Aral que actualmente conservan los recursos acuáticos están ubicados en la zona de los supuestos trabajos de sondeo, como "Umid", "Aral occidental" y "Ak tepe". Su desecación artificial va a llevar a somerización del parte norte del parte sur de Aral.

Segundo, teniendo en cuenta los vientos frecuentes de temporada en la region ocurre la amenaza del levantamiento del polvo, sal y otros plaguicidas levantados desde los terrenos desecados y su influencia negativa a la situación climática, biológica y demográfica de la region.

Tercero, las peculiaridades y características de los terrenos donde se supone estudiar y encontrar yacimientos gasíferos, pueden exigir la ampliación de los trabajos tecnológicos en zona ácuea de Aral.

En este sentido los trabajos de evaluación de las perspectivas del Arte Oriental que fueron llevados a cabo por el operador a partir del 2006 hasta 2011 resultaron ser poco fructíferos. Por la ausencia de las reservas esperadas de los hidrocarburos, fue tomada la decisión sobre la exploración geológica en la dirección nor-este en los bloques "Aral este" y "Umid".

Las perspectivas de las reservas de gas reveladas demuestran que a medio plazo los trabajos de la búsqueda en nuevos territorios con la aplicación de unos métodos más agresivos que significarían serios riesgos para el sistema ecológico regional. Se destaca que casi 25% de los trabajos se realiza en lo más profundo del mar adentro, lo cual alcanza hasta 40 metros y 25% - en zona de tránsito y costera, y solo 50% es tierra.

Cabe destacar que los intentos de mayores inversores extranjeros a participar en la realización del proyecto fueron dictados más por los intereses geopolíticos que por los cálculos económicos.