Home

Diario YA


 

"EEUU reconoce la diversidad de las naciones, culturas y civilizaciones. Creo que tal declaración es de aplaudir"

Lavrov sobre Trump: "Hace mucho que no escuchamos nada semejante de los líderes estadounidenses"

Juan Fernández. La comunidad internacional le reconoce como uno de los ministros de Asuntos Exteriores más preparados. No en vano lleva más de trece años al frente del ministerio ruso. Y por ello sus declaraciones y entrevistas son consideradas de gran importancia.  Graduado en el Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú en 1972, sirvió como diplomático para la Unión Soviética en Sri Lanka hasta 1976. En 1981 formó parte de la Delegación Diplomática Soviética en las Naciones Unidas hasta 1988. El 9 de marzo de 2004 fue designado por el presidente de Rusia, Vladímir Putin como Ministro de Asuntos Exteriores, sucediendo a Ígor Ivanov. En una reciente entrevista con la agencia TASS y la agencia Associated Press, muchas de sus declaraciones no tienen desperdicio.

Así por ejemplo, considera que "las relaciones son ahora muy complicadas y están en un punto muy bajo – es el legado de la administración de Barack Obama. Desde luego, percibimos lo que decía el presidente Trump sobre las relaciones con Rusia mientras participaba en la carrera presidencial y lo que está diciendo ahora. Principalmente es que quiere buenas relaciones con Rusia, ya que esto se corresponde con los intereses de EEUU y contribuye a resolver una gran parte de los problemas más relevantes que afectan a ambos países".

De todos es conocido el malestar en muchos sectores norteamericanos por el nombramiento de secretario de Estado de EEUU, de Rex Tillerson, quién había tenido buenos contactos con sl R. Putin en su época de empresario. Lavrov lo analiza de esta manera: "Cuando hablo con Rex Tillerson siento que ésta es la postura de la Administración. No está satisfecha con el estado actual de las relaciones. Nosotros tampoco lo estamos. Creo que las dos partes comprenden que tendremos que aceptar la realidad resultante de una sucesión de los pasos inamistosos de la administración anterior. Eta es la realidad. Siendo personas responsables los miembros del Ejecutivo ruso y de la Administración estadounidense tienen la obligación de abordar con prudencia tanto las cuestiones bilaterales como los temas internacionales. Aún no hemos llegado al punto donde semejante actitud se convierta en una tendencia estable pero estamos conscientes de que es necesario avanzar en este sentido".

Para el ministro "el diálogo va avanzando, no es fácil y está centrado en torno a nuestros problemas bilaterales inventariados por nuestros vicecancilleres y cuestiones de la estabilidad estratégica. Se celebró la reunión en Helsinki con la participación de las delegaciones interdepartamentales de ambos países, con la participación de los militares y representantes de los servicios secretos. En este ámbito también hay problemas que resolver".

Ante la pregunta sobre que da la sensación que las acciones diplomáticas del tipo «tit-for-tat» («toma y daca») por ahora han acabado, responde, "Hemos estado mucho tiempo aplazando nuestro «tit» en respuesta al «tat» de Barack Obama. Creo que ya he contestado la pregunta sobre las sensaciones e intenciones de ambas partes. Siendo personas seria y responsables (y siento que Rex Tillerson es así) confío en que podamos sacar las conclusiones con respecto a nuestra posición actual y las metas que pretendemos conseguir".

Las preguntas sobre delcaraciones de Trump son constantes. En este caso sobre sus palabras durante su intervención en la Asamblea General de la ONU, de que EEUU están dispuesto a destruir por completo a Corea del Norte. "No es la primera vez que escuchamos semejantes declaraciones sobre Corea del Norte por parte del presidente Trump. No tenemos dudas de que EEUU dispone de posibilidades de hacer algo destructivo. Sin embargo, me llamó la atención otro pasaje del discurso presidencial, cuando dijo respetaba la soberanía y la igualdad en los asuntos exteriores, que EEUU quiere servir de ejemplo para las naciones pero no pretende aleccionar u obligar a nadie a adoptar su estilo de vida. Señaló, además, que EEUU reconoce la diversidad de las naciones, culturas y civilizaciones. Creo que tal declaración es de aplaudir. Hace mucho que no escuchamos nada semejante de los líderes estadounidenses".

 

Etiquetas:Rusia