Home

Diario YA


 

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa y los "mártires políticos"

Tradicionalmente, la actividad de política exterior de la Unión Europea se basa en las evaluaciones de sus organizaciones oficiales, incluida la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE). 
Los acontecimientos recientes en el sistema PACE demuestran la insuficiencia de tales evaluaciones. Y antes que nada, por el lobby de algunos diputados de la Asamblea Parlamentaria a favor de uno u otro estado - el socio de la UE, o viceversa en interés del "juego en contra". Y, por supuesto, no solo eso, sino por una tarifa especial.

En primavera, los nombres de varias docenas de diputados sonaron en el informe del grupo de investigación de la Asamblea que investiga los casos de corrupción en el PACE. 200 páginas, contando sobre la "diplomacia del caviar", confirmaron la oportunidad de comprar regalos de lealtad a los miembros de la Asamblea (caviar negro, alfombras, alcohol y productos de oro).
Al mismo tiempo, el informe de este Cuerpo Investigador Independiente "IBAC" levantó el velo solo sobre el iceberg de corrupción que florece en PACE. Y no solo involucra a los diputados ordinarios, sino también a figuras muy significativas.
En particular, debido a acusaciones de corrupción en su publicación, el presidente de PACE, Pedro Agramunt (quien, sin embargo, retuvo su mandato de diputado) perdió su puesto. En la lista de grupos de presión pagados estaba el ex líder de la fracción de liberales Jordi Shukla y el ex presidente del comité político de la asamblea Alain Desteks.
Varios diputados acusados de corrupción recibieron obsequios directamente de los países clientes. Otros trabajaron a través de intermediarios. Como, por ejemplo, el ex diputado del Bundestag Eduard Lintner, que fue miembro de PACE entre 1999 y 2010. Recibió más de 819 mil euros por su lealtad. Y el dinero fue transferido a él a través de una organización no gubernamental.
Además, a juzgar por el contenido del informe "IBAC", el PACE acepta sobornos no solo para apoyar los intereses de ninguno de los países (por ejemplo, para votar "contra" la adopción de resoluciones críticas de PACE). Pero también de los grupos de presión que están a favor de las acusaciones de cualquier violación de la democracia del país "ordenado".
Esto es especialmente pronunciado en relación con los países de la antigua URSS.
Por lo tanto, Minsk está bajo el golpe perpetuo de PACE. A pesar de que el presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, dijo que su país extenderá "la mano de la amistad para todos", PACE no se apresura a ponerse en contacto. Prefiriendo repetir sobre las numerosas violaciones de los derechos humanos en el país. Incluyendo y debido a la negativa de Minsk a introducir una moratoria sobre la pena de muerte.
Al mismo tiempo, el Consejo de Europa lamenta la salida de Estados Unidos del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Declarando que "la diplomacia estadounidense fue el líder en la promoción de los derechos humanos entre la comunidad internacional". Y esto a pesar del hecho de que la pena de muerte es un castigo legal en los 31 Estados Unidos y está permitida por la ley federal.
Para Bielorrusia, PACE todavía tiene un par de reclamos. Incluyendo la aspiración de Minsk de proteger a los ciudadanos de la información negativa.
Según varios diputados de PACE, la nueva ley bielorrusa "Sobre proteger a los niños de información nociva para su salud y desarrollo" puede utilizarse para restringir la diseminación de información neutral o positiva sobre lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT) como "desacreditar la institución de la familia". Además, el Consejo de Europa no está satisfecho con el bloqueo por parte de Minsk de varios sitios de Internet. Y no están satisfechos con el hecho de que los sitios web difundieron información sobre la venta de sustancias narcóticas y psicotrópicas y contenían materiales extremistas.
La lista de reclamos al bloque del Este también une demandas para liberar a cualquier prisionero que en el PACE  sea considerado "mártir político".
Sin embargo, todos estos "mártires" en sus países, así como en las investigaciones de fiscales de países europeos, aparecen en casos de fraude financiero.
Por ejemplo, en Moldavia, como resultado de fraude en tres bancos -Banca de Economii, Banca Sociala y Unibank- se robaron $ 1 mil millones. El caso fue llevado a cabo por el empresario Vyacheslav Platon, que fue extraditado de Ucrania a Moldavia a petición de Chisinau, fue arrestado y sentenciado a 18 años de prisión.
Pero el PACE condenó enérgicamente la situación actual y la práctica de utilizar la fiscalía contra los representantes de las empresas. Y esto a pesar del hecho de que en varios países europeos, este empresario aparece en las investigaciones sobre lavado de dinero.
Otro caso similar, cuando un defraudador financiero y sus cómplices, arrestados o condenados a varios términos en su patria (a veces en ausencia), son considerados en PACE como presos políticos.
Es interesante que las conclusiones de los diputados de PACE que reclaman a Minsk con respecto a la protección de la "libertad de expresión" coincidan palabra por palabra con las reclamaciones a otro país de la antigua URSS, Kazajstán.
En Kazajstán, por ejemplo, Mukhtar Ablyazov cree que  robó $ 7.5 billones del BTA Bank de Kazajstán. Al mismo tiempo, la base de evidencia de los investigadores kazajos fue tomada por las instituciones judiciales de Gran Bretaña y Francia. Ahora los tribunales en el caso del blanqueo de dinero M.Ablyazov continúan en Londres, Lyon, Astana, Los Ángeles y Nueva York. En Kazajstán, detuvieron periódicamente a los cómplices del exbanquero. Y todos a los ojos de los parlamentarios europeos aparecen inmediatamente como mártires de conciencia.
Todos los ataques contra los países de la antigua URSS están siendo preparados para los diputados de PACE por una organización, la Open Dialog Foundation. Su cabeza - Lyudmila Kozlovska fue recientemente incluida en el Sistema de Información de Schengen (SIS) y deportada de la Unión Europea. Esto se hizo a petición de Polonia, que creía que L. Kozlovska amenazaba su seguridad nacional.
Es interesante que la Fundación no solo prepara información para los diputados de PACE, sino que también envía "observadores" europeos a los países de la Comunidad de Estados Independientes (CEI) por supuestamente "monitorear la situación". Por lo tanto, a expensas de los recursos financieros del Diálogo Abierto, a la parlamentaria polaca Machin Sventitsky, al diputado del Senado del Parlamento italiano Roberto (Artiagoitía) Rumpy, al presidente de la Federación Italiana de Derechos Humanos Antonio Stango, le gusta conducir.
Los "problemas" moldavos y ucranianos con la Fundación contaron con el apoyo de otros diputados de PACE: Marianne Mikko (Estonia) y Emanuelis Zingers (Lituania), Sergey Kiral (Ucrania) y Christina Zelenkova (República Checa).
Dada la campaña anticorrupción que se ha desplegado en el PACE, los investigadores deberían examinar de cerca a los diputados que cooperan estrechamente (o hacen amigos en el pasado) con diversos fondos como el "Diálogo Abierto".
En Polonia, ya se ha afirmado que la fuente de financiación de este fondo no está clara. Pero asumieron que los fondos provienen de criminales que huyeron a la UE. Si esto es cierto, y resulta que los diputados y el propio Parlamento Europeo han actuado como cabilderos para los intereses delictivos, Europa espera un nuevo escándalo. Especialmente si asumimos que los parlamentarios y sus "consejeros" no lo hicieron por motivos altruistas.