Home

Diario YA


 

"España es para Uzbekistán estratégica, y Valencia el eje turístico"

Daniel Ponce Alegre. Teólogo y Antropólogo. Estas palabras fueron pronunciadas el pasado viernes día 29 de septiembre en la ciudad de Valencia, por el Primer Secretario de la Embajada de Uzbekistán en España el excelente diplomático y buen amigo D. Rakhmatulla Nurembitov. Constituyen la razón de ser de la visita a la Feria Internacional Turística " Turismo en la Ruta de la Seda ", organizada en la ciudad uzbeka de Tashkent, por una comitiva de empresarios valencianos encabezada por el Presidente de la Federación Valenciana de Agencias de Viaje, D. Salvador Amorós.

El Sr. Nurembitov visitó la Consejería de Turismo y se reunió con el Secretario Autonómico de Turismo D. Francisco Colomer con un objetivo claro: acercar los destinos turísticos de España y Uzbekistán, y en concreto de ciudades como Valencia y Samarcanda. Tras la productiva y muy amistosa reunión con el Sr. Colomer, el diplomático uzbeko Sr. D. Rakhmatulla Nurembitov, visitó el Colegio del Arte Mayor de la Seda, donde su Presidente, D. Vicente Genovés le sirvió de anfitrión, mostrándole todas las salas del Colegio, la maquinaria, telares y vestidos.

Tras su visita, el Sr Nurembitov confirmó lo que ya sabíamos: " No podemos desaprovechar nuestras potencialidades turísticas y comerciales, nuestra historia y cultura comunes tanto en el comercio de la seda, como en los cultivos del arroz o la construcción de instrumentos musicales ". Por su parte, el Presidente de la Federación de Agencias de Viaje Valencianas, D. Salvador Ruiz afirmó que " la Feria Internacional del Turismo en Uzbeksitán es una excelente oportunidad para las agencias de viaje españolas con el objetivo de ofrecer soluciones de producto turístico al Programa UNESCO Ruta de la Seda. La Red Internacional Programa UNESCO Ruta de la Seda apadrina esta iniciativa que busca enlazar destinos euroasiáticos que son parte de esta milenaria Ruta entre Asia y Europa, proyectando su legado histórico y cultural en torno a la producción de la seda.

Así, concluimos que la nueva Ruta de la Seda representa, Dios mediante, no sólo una oportunidad comercial para ciudades como Valencia y Samarcanda, sino también de contacto histórico y cultural entre sus respectivas naciones, tal y como supuso hace más de 2000 años; dichas naciones tienen un denominador geoestratégico común pues son clave en sus respectivas áreas: la mediterránea y occidental, y la centroasiática y oriental, lo que las convierte en núcleos de riqueza y oportunidades de bienestar. En este trabajo el Sr. D. Rakhmatulla Nurembitov está haciendo una labor excepcional y muy productiva. Esperamos que Dios siga bendiciendo su labor para bien de todos.

Etiquetas:Uzbekistán