Home

Diario YA

El auge de los negocios online

En los últimos años, los negocios online han experimentado un gran crecimiento a nivel global. Esto de ha debido, en parte, a los cambios producidos en los patrones de consumo del mundo occidental. Actualmente, en España, más del 20% de las ventas que se generan provienen del e-commerce.

Los negocios online presentan algunas ventajas con respecto a los negocios tradicionales, aunque éstos no son modelos de negocio excluyentes; es decir, se puede contar con una tienda física y con una página web con información de utilidad, el catálogo de ventas y herramientas de compra online.

Entre las principales ventajas de los negocios online se encuentran la reducción de costos y la posibilidad de llegar a potenciales clientes de diferentes lugares del mundo, independientemente de la distancia a la que nos encontremos. No obstante, pese a sus múltiples ventajas, los negocios online no dejan de ser un negocio más, por lo que es importante tener en cuenta determinados aspectos que asegurarán su éxito.

Qué hay que tener en cuenta a la hora de fundar un negocio online
En primer lugar, a la hora de crear un negocio online, deberemos tener en cuenta la importancia de un buen dominio, ya que éste será una parte fundamental de nuestra imagen como marca. Asimismo, cuando sea el momento de elegir el dominio, habrá que escoger una palabra o una serie de palabras que sean fácilmente reconocibles y asociables con la marca y que, además, sean fáciles de escribir. Del mismo modo, se deberá comprobar siempre que el nombre esté libre en casi todas las extensiones.

Asimismo, habrá que averiguar con anterioridad si nuestra idea de negocio es rentable. De esta forma, aunque no siempre es posible saberlo con exactitud, deberemos evaluar cuáles son los negocios más exitosos a largo plazo en la coyuntura actual. Una vez tengamos definida la idea, solo habrá que estipular los siguientes pasos a dar y ligarlos un cronograma específico de acciones.

Además, al iniciar un negocio online, deberemos prestar atención al presupuesto del que disponemos y ver cuál es la viabilidad de desarrollar nuestra idea de negocio. Pese a todo, si no contamos con el dinero suficiente, siempre podremos acudir a los préstamos bancarios que ofrecen las distintas entidades que operan en nuestro país. Lo ideal, en este sentido, será no echar a andar ningún negocio si nuestro presupuesto es ajustado, ya que es habitual que los gastos aumenten más allá de lo planeado inicialmente.

De la misma manera, si se opta por un negocio de estas características, no podremos olvidarnos jamás de las redes sociales, que serán nuestras grandes aliadas. A través de ellas, podremos promocionar nuestra cartera de productos o servicios, informar sobre descuentos o promociones y, lo más importante, mantener el contacto con nuestros clientes para fidelizarlos.

Como se puede comprobar en el día a día, la creciente importancia de internet, ha abierto otras posibilidades de negocio, así como otros nichos de mercado diferentes a los convencionales. Por último, es importante destacar que la formación continua, la confianza en uno mismo y en los demás, así como las ganas de innovar son otros de los aspectos fundamentales para el buen funcionamiento de un negocio online.