Home

Diario YA

Si es usted un hombre normal, siga siendo normal.

Arrimadas, Sánchez, Cataluña... repasando titulares

Miguel Massanet Bosch.

¿Acaso los separatistas tienen la patente de corso para hacer todo lo que les venga en gana sin que nadie, ni la policía ni la guardia civil, puedan tomar medidas para impedirlo si es que, aquello en lo que se están empeñando, tiene todas las trazas de ser un delito? Pues, señores, si leen la prensa catalana la impresión que van a sacar es que los “malos” son los de la Guardia Civil y los buenos son los nueve detenidos por conspirar, manejar explosivos y planear ataques terroristas  (presuntamente, por supuesto) con toda probabilidad para protestar contra el TS de la nación, si es que tiene el “atrevimiento” de condenar a los separatistas, a los que se está juzgando, como culpables de todos o alguno de los delitos por los que se les ha juzgado. En un titular de un medio de comunicación aparece “mientras, el soberanismo denuncia un intento de criminalización”. Juzguen ustedes mismos.

“La Generalitat desoye al Gobierno y mantiene el plan  de acción exterior”. Pero, vamos a ver, ¿quiénes se han creído ser estos dirigentes catalanes de la Generalitat, meros funcionarios dependientes del gobierno de la nación, para tomar decisiones, negarse a obedecer las órdenes que reciban del legítimo gobierno de la nación española y erigirse en jueces y parte respecto a aquellas materias que han decidido que no le corresponde decidir al gobierno de Madrid? ¿ No será, simplemente, porque se creen estar situados en un plano superior que los sitúa a la altura de un país independiente cuando, como todos saben, Cataluña va a seguir siendo España mientras siga habiendo alguien, con la ley en la mano, que sea capaz de hacerla cumplir, sean quienes fueren los que intentaran ignorarla?. ¿Es que hay alguien, lo suficientemente insensato, diga lo que diga este señor de mirada somnolienta, conseller de Acció Exterior, señor Alfred Bosch, y sus informes jurídicos; que se pueda tragar el que estas llamadas “embajadas catalanas” en países extranjeros tienen como único y principal objeto la difusión del comercio y la industria catalana en aquellas naciones; cuando se ha evidenciado que su principal misión, con el dinero de los españoles, ha venido siendo la de hacer propagando del separatismo catalán, poniendo a España como nación colonialista que se aprovecha de ellos y los mantiene sojuzgados? Lo que sí se puede constatar es que en las cárceles catalanas, junto a todos aquellos que esperan la sentencia del TS, están faltando algunos que se quedaron fuera para seguir con la labor rebelde en tierras catalanas.

“Arrimadas rechaza encabezar en Cataluña una lista de España Suma”. Es posible que los señores de Ciudadanos en otros tiempos, cuando todavía no había una invasión de distintos partidos políticos que han convertido al Parlamento español en una especie de olla de grillos, donde todos quieren mandar y nadie tiene el suficiente poder para conseguir hacerlo, fueran un partido que aprovechándose de aquel PP asediado por la corrupción, se presentara como una formación política impoluta, libre de pecados políticos y único poseedor de las esencias y virtudes que le conferían la categoría de partido ejemplar dispuesto a sacar, primero a Cataluña y, después a España, del lodazal en el que estaba metida. Ahora ya no está en aquella privilegiada situación, no tiene, como tuvo en su tiempo, esta aureola capaz de atraer el voto hacia sí porque les pasó el momento, simplemente han dejado de ser atractivos y su líder, el señor Rivera, ha cometido errores garrafales que le han ganado la desconfianza de aquellos votantes que se refugiaron en su partido para huir de la corrupción del PP, de su incapacidad para resolver el tema catalán y de la indolencia del señor Rajoy, atrapado en una serie de contradicciones que fueron las que determinaron su ocaso.
Han decidido encasillarse en su obsesión de ser el partido que dirija la oposición al predecible gobierno socialista, del señor Pedro Sánchez, y siguen intentando fijar distancias con el PP, al que todavía siguen confiando en adelantarle en las próximas elecciones. No indican las encuestas que haya posibilidad de que ello ocurra y, si tenemos que fiarnos de ellas, los que parece que se van a dar un fenomenal batacazo en dichas votaciones parece que van a ser ellos, a los que se les vaticina la pérdida de un número importante de escaños. Incluso siendo optimistas, no parece que tengan posibilidad alguna de sobrepasar al PP, un partido que bajo la barba y la batuta de Pablo Casado, parece que ha conseguido remontar en las encuestas y al que se le asignan un buen puñado de escaños más.

En esta situación, nos parece una completa aberración que renuncien a acudir a las nuevas elecciones de la mano del PP, que se lo ha ofrecido, bajo el lema de España Suma, un eslogan que nos parece, además de corto, muy efectivo si se debe intentar conseguir el apoyo de todos los españoles que estamos viendo cómo, en manos de los socialistas, de Pedro Sánchez y de sus eventuales apoyo de IU y de los señores de Podemos, evidentemente muy afectados por los errores cometidos y por la posible irrupción del señor Errejón, al frente de un nuevo partido de izquierdas; el país va directamente a una gran catástrofe, como siempre que han estado gobernando ellos. No sabemos las esperanzas que tendrá Arrimadas de conseguir un buen resultado en Cataluña, pero nos tememos que no van a ser ni mucho menos las que se pueda imaginar. La oferta de Álvarez de Toledo de hacer tándem en Cataluña, bajo la denominación España Suma, tampoco iba a conseguir ningún resultado espectacular pero, con toda seguridad, mucho más decente del que se consiguieron en los pasados comicios, en los que concurrieron separados los dos partidos constitucionalistas. No se sabe lo que pueda conseguir Valls, pero no  nos extrañaría que, en este caso, siga siendo válido lo de “divide y vencerás” atribuido a Julio César; debido a la dispersión del voto de tres partidos que, juntos, hubieran podido constituir una cuña dentro del soberanismo catalán.

El juez prolonga la instrucción del caso Pujol hasta marzo del 2021. Bien, recuerdo que cuando en 1912 se inició la investigación a la familia Pujol alguno de mis amigos me comentó que Pujol estaba enterado de demasiados secretos relacionados con la historia de Convergencia para que, este juicio, acabase por concluirse de una manera normal, debido a la serie de incidencias que a lo largo del mismo se irían planteando, de modo que finalmente acabaría diluyéndose en el tiempo. No sé si aquel amigo tendrá razón o es que, simplemente, los jueces o el juez que interviene en los casos que afectan a la numerosa familia del “muy honorable” se le ha complicado tanto el sumario que ya no hay nadie que sea capaz de desenredar semejante madeja de desatinos. En todo caso no nos parece ni mucho menos, que unos juicios que tanto revuelto crearon entre la opinión pública, que tanto ha venido perjudicando al partido independentista Convergencia y que fueron capaces de crear un boom informativo en toda España, ahora dé la sensación de que está languideciendo, como si las “dificultades” en las que se ampara el auto del juez de la Audiencia, señor José de la Mata, que le llevan a darse otros 18 meses, no parezcan a la vista de la ciudadanía excesivas  si sólo se trata de abarcar las informaciones que parece que necesita para poder poner punto final al inacabable juicio.
Mientras, el señor Pujol y su señora Marta Ferrusola viven divinamente, disfrutando de libertad, acudiendo libremente a los actos a los que les apetece asistir y no creemos que les falte a la mesa ni un buen entrecot ni una suculenta paella cuando regresan a su casa a la hora de comer. Sí señores, los catalanes serán todo lo que se quiera pero cuidarse y darse buena vida es algo en lo que son verdaderos especialistas. Vean, si no, al señor Puigdemont, en su palacete de Waterloo, disfrutando de la buena vida mientras goza de libertad absoluta y protección del gobierno belga (no fuera que algún comando secreto español, se lo llevara para que compareciera ante el TS y respondiese de su participación en los sucesos del 1.O del 2017). Mientras, todos los catalanes, independentistas o no, pagamos con nuestros impuestos los gastos de este cara dura y su séquito de fanáticos aprovechados, de su estancia, a plato de cuchara, mariscos y viandas, en la “acogedora” villa de la nación belga. Es evidente que el señor Jordi Pujol poco deberá  temer la posible sentencia que le pudiera amargar la vida ya que, con toda probabilidad dada su edad, antes de que llegue el momento de responder de sus actos anta la Ley, si este fuera el caso, habrá cumplido con su tránsito vital, si las leyes de la naturaleza, que no deseamos en modo alguno que adelanten su proceso, se fueran cumpliendo con normalidad.

Sánchez anuncia que España aportará 150 millones al Fondo Verde. Ya hablamos, en otro comentario, sobre lo que opinábamos de estos líderes juveniles y no vamos a perder más tiempo sobre un tema reiterativo. Añadir, en todo caso que esta niña, una tal Greta Thunberg, que se ha echado sobre sí la ardua tarea de hacer cambiar un mundo que, en veintiún siglos de historia conocida, no ha sido capaz de evitar ser imperfecto, egoísta, guerrero, avaricioso, cruel, intransigente y autodestructivo, con lo que no le arriendo la ganancia si sigue pensando que, por ser popular, pizpireta, creída de sí misma, algo ególatra y descarada, por muy dura que sea y por mucho que se dedique a hacer el ridículo tomando las maneras de una maestra doctrinaria, poco o nada va a conseguir, aparte de que, como ya ha sucedido en muchas ocasiones,  deje de ser famosa y acabe en una oficina de cualquier institución de estas que hay en la ONU, donde suelen ir a parar estas personas iluminadas que intentan redimir a los humanos. Pero vamos a lo nuestro.

¿Está entre las facultades de un gobierno en funciones, con los presupuestos del Estado congelados y sin posibilidades de ser renovados hasta el próximo año, el comprometer 150 millones del presupuesto de la nación española para contribuir al Fondo Verde, más otros dos millones a “otro fondo de la convención del clima”? Estos 150 millones de euros se harán efectivos durante los próximos cuatro años, lo que significa que este señor, “en funciones”, ha comprometido al próximo gobierno español (por mucho que él confíe en ganar, hasta que las urnas lo confirmen no puede disponer de la facultad de comprometer a España a algo que no está en su mano poder decidir). Claro que, si se le pregunta a la señora Calvo, nos soltará una conferencia del porqué los socialistas están autorizados a hacer cosas que a los otros partidos les están vedadas.
 Así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie tenemos que confesar que ya renunciamos a entender las cosas que pasan en este país de descerebrados.