Home

Diario YA


 

Los medios católicos y provida hacen especiales sobre la candidata a la vicepresidencia de EE UU por el partido republicano

¿Quién es Sarah Palin?

Sarah Palin, con su marido y uno de sus cinco hijos. (Foto: Alba)

Redacción Madrid.

Quizá no sea casual que, según un sondeo de Gallup publicado en el diario 'USA Today', McCain (ese triste anciano veterano de guerra que, según los agoreros de la izquierda, "no tenía nada que hacer") está aventajando al demócrata Obama en cuatro punto porcentuales. La inteligente apuesta realizada por el líder republicano para su vicepresidencia ha conseguido, como poco, suscitar un interesante debate sobre los valores que en Europa, al menos, se echaba en falta.

Y es que Sarah Palin no es una mujer común, ni una política al uso. Los compañeros del Semanario ALBA, en un magnífico reportaje que salió publicado el viernes día 5 de Septiembre, la llamaban en el titular principal de la información "la candidata coraje". Y es que, como reza el referido texto, Palin es "cristiana convencida, madre de cinco hijos, militante de Feminists For Life" y, por si fuera poco, ha dicho que el hecho de tener un niño con Síndrome de Down ha sido una "bendición de Dios". A Leyre Pajín le entraría urticaria si se enterase.

Como señala Alba esta semana, ha sido esa "decisión de dar a luz a un niño- el quinto de sus hijos- con cuarenta y cuatro años, a sabiendas de que iba a nacer con síndrome de Down, lo que la ha otorgado la credibilidad definitiva" para defender el derecho de todos a nacer, independientemente de las condiciones físicas y mentales. Tres días después del nacimiento de Trig, se reincorporó a su despacho oficial. Con esta actitud, no ha hecho sino honrar una frase que pronunció en una de sus campañas electorales allá por 2002: “Soy todo lo pro-vida que puede ser una candidata”.

También lo ha demostrado al anunciar el embarazo de su hija Bristol, de 17 años, garantizándola todo su apoyo. El comunicado que hizo público (sin temer a una opinión pública movilizada para intentar ridiculizar una situación familiar privada), decía lo siguiente: “Hemos sido bendecidos con cinco niños maravillosos a los que amamos con todo nuestro corazón y que significan todo para nosotros. Nuestra hermosa hija Bristol vino a nosotros con noticias que, como padres, sabíamos que la harían crecer más rápido de lo que habíamos planeado. Mientras, Bristol se enfrenta las responsabilidades de la adultez, sabe que tiene nuestro amor y apoyo incondicional. Bristol y el joven con el que se casará se darán cuenta rápidamente de las dificultades de criar a un hijo, que es por lo cual tendrán el amor y el apoyo de toda nuestra familia. Pedimos a los medios, respeten la privacidad de nuestra hija y de Levi como siempre ha sido la tradición con los hijos de los candidatos". 

La influyente columnista norteamericana Michelle Makin afirma que “los Palin valoran la santidad de la vida, aplican sus principios. Todo esto desconcierta completamente a la izquierda”. Además, contrasta con unas recientes declaraciones del candidato demócrata, Barack Obama, en las que aseguraba que educa a sus hijas en los valores morales pero que “si cometen un error, no quiero que sean castigadas con un bebé”. Un poco en la línea de Leyre Pajín, salvando las lógicas distancias.

El reportaje de Alba explica que "Palin es el prototipo de esa inmensa masa de americanos medios que, sin fortunas familiares o influyentes contactos sociales, se han labrado la trayectoria a base de tesón. Empezó su andadura política, no en las altas esferas de Washington, sino como alcaldesa de su pueblo. Como millones de sus compatriotas, Palin caza y está a favor de la tenencia de armas. Y como decenas de miles de madres, tiene un hijo soldado, Track, que dentro de unos días iniciará un periodo de servicio en Irak".

James Levy, representante en España del Partido Republicano, declaraba a ALBA que “habrá varios millones de independientes, de tendencia tanto republicana como demócrata, que se sentirán atraídos por la figura de Sarah Palin y, en noviembre, darán su voto a la candidatura de John McCain”.

Como agudamente apuntan los compañeros, "la designación de Palin tiene dos objetivos estratégicos claros. El primero, atraer el voto femenino, que apostaba fuerte por Hillary Clinton. El segundo, movilizar al electorado “moral”, que resultó decisivo en los dos comicios a los que concurrió George W Bush."

Lo cierto es que McCain ha conseguido un importante golpe de efecto con la designación de esta "candidata coraje", que de momento Obama no ha sabido contrarrestar. Si las encuestas americanas no engañan, quizá se esté movilizando el voto de los valores y los principios en un país tan influyente como Estados Unidos. Lo sabremos muy pronto.

Etiquetas:sarah palin